“CELEBRAMOS LA LEY DEL CUPO LABORAL TRAVESTI TRANS, Y AHORA ESPERAMOS QUE SE CUMPLA”

En su artículo 5 la normativa establece que el Estado nacional debe ocupar en una proporción no inferior al 1% la totalidad de su personal con personas travestis, transexuales y transgénero, en todas las modalidades de contratación regular vigentes. “Hasta no ver que cumplen con la ley, no vamos a decir está todo ganado. Ahora hay que ver si lo implementan a nivel local”, sostuvo Yohana Montiel a EL NORTE.

El jueves pasado, el Senado convirtió en ley el cupo laboral travesti trans. La iniciativa aprobada propone destinar un 1% de las vacantes de la administración pública a personas travestis o trans o transgénero. “Se celebra pero nosotres esperamos que en nuestra ciudad se cumpla”, notó en diálogo con EL NORTE Yohana Montiel desde ATTTA San Nicolás.

“El cupo laboral es muy importante. Se trata de una lucha incansable. Venimos luchando hace tres años en nuestra ciudad, tiempo en que fue entregado el proyecto en el Concejo Deliberante. Cuando fue tratado por primera vez, fue rechazado, y luego fue encajonado. No dan oportunidades a la población travesti trans a que tenga acceso a elegir si quiere tener un trabajo registrado –la mayoría queremos- o no. Queremos poder elegir, poder vivir dignamente, pagar la cuota de una casa, tener una vivienda propia, a una mutual, sueldo, aguinaldo, vacaciones, aportes jubilatorios. Hasta no ver que cumplen con la ley, no vamos a decir está todo ganado. Ahora hay que ver si lo implementan a nivel local. Esperamos poder tener una reunión con el Intendente o con el director de la Oficina de Empleo que quedó en ayudarnos pero aún no obtuvimos respuestas”, analizó la referente de San Nicolás de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina.

Tratamiento

El Senado de la Nación convirtió el jueves pasado en ley el proyecto de inclusión laboral para la población trans, travesti y transgénero, durante una sesión en la que oficialismo y oposición respaldaron la propuesta de manera unificada al considerarla “reparadora de derechos”. El proyecto obtuvo 55 votos a favor y 1 en contra, mientras seis legisladores decidieron abstenerse.

La iniciativa fue apoyada por el Frente de Todos y sus aliados, en tanto que el bloque de Juntos por el Cambio votó dividido: el cordobés Ernesto Martínez lo hizo por la negativa, mientras que Roberto Basualdo (San Juan), Julio Cobos (Mendoza), Silvia Elías de Pérez (Tucumán), Laura Rodríguez Machado (Córdoba), Humberto Schiavoni (Misiones) y María Belén Tapia (Santa Cruz) se abstuvieron.

La iniciativa establece que el Estado deberá contratar al menos el uno por ciento de la dotación de la administración pública, en todas las modalidades de contratación regular vigentes, a personas travestis, trans y transgénero.

La sesión fue seguida desde el recinto de la Cámara alta por representantes de la comunidad trans, que calificaron como “un día histórico”.

Que dice el artículo 5

En su artículo 5 la ley establece que el Estado nacional -comprendiendo los tres poderes que lo integran, los Ministerios Públicos, los organismos descentralizados o autárquicos, los entes públicos no estatales, las empresas y sociedades del Estado- debe ocupar en una proporción no inferior al 1% la totalidad de su personal con personas travestis, transexuales y transgénero, en todas las modalidades de contratación regular vigentes.

A los fines de garantizar el cumplimiento del cupo previsto, los organismos públicos deben establecer reservas de puestos de trabajo a ser ocupados exclusivamente por personas travestis, transexuales o transgénero.

Además del cupo mencionado, el proyecto dice también que “a los efectos de garantizar la igualdad real de oportunidades, el requisito de terminalidad educativa no puede resultar un obstáculo para el ingreso y permanencia en el empleo en los términos de la presente Ley”.

También sostiene que para garantizar el ingreso y permanencia en el empleo no podrán ser valorados los antecedentes contravencionales de las/os postulantes, que resulten irrelevantes para el acceso al puesto laboral, y no podrán representar un obstáculo para el ingreso y permanencia en el empleo considerando la particular situación de vulnerabilidad de este colectivo.

Otro de los puntos dice que “los organismos comprendidos en la presente ley deben promover acciones tendientes a la sensibilización con perspectiva de género y de diversidad sexual en los ámbitos laborales”.

La nueva ley prevé incentivos para el sector privado que contrate personal trans al tomarse como pago a cuenta de impuestos nacionales y ese beneficio se extiende a un año y a dos en el caso de las pequeñas empresas.