EL 90% DE LOS CASOS DE CORONAVIRUS DE AGOSTO EN EUROPA, SERÍAN DE LA VARIANTE DELTA

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) dijo el miércoles que la variante Delta del COVID-19, mucho más contagiosa e identificada por primera vez en India, representará el 90% de todos los virus del SARS-CoV-2 que circulen en la Unión Europea a fines de agosto.

El anuncio se hace eco de una advertencia similar realizada por la Organización Mundial de la Salud la semana pasada, en la que se afirmaba que la variante se estaba volviendo dominante en el mundo.

Debido a su mayor capacidad de transmisión, la variante Delta es motivo de preocupación para muchos gobiernos de toda Europa, en un contexto en el que la mayoría de los países están suavizando las restricciones a raíz del descenso generalizado de nuevos casos de COVID-19.

La directora ejecutiva de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido, la doctora Jenny Harries, expresó: “El aumento se da principalmente en los grupos de edad más jóvenes, una gran proporción de los cuales no estaban vacunados pero ahora están siendo invitados a recibir la vacuna. Es alentador ver que las hospitalizaciones y las muertes no están aumentando al mismo ritmo, pero continuaremos monitoreándolo de cerca”.

En Alemania, la proporción de infecciones por COVID-19 causadas por la variante Delta del coronavirus se ha duplicado en una semana y es probable que gane más terreno frente a otras, informó el miércoles el organismo de salud pública Instituto Robert Koch.

Un análisis de secuenciación del genoma completo muestra que la variante Delta es responsable del 15% de las infecciones, dijo el Instituto, añadiendo que “la proporción de la variante B.1.617.2 (Delta) sigue aumentando y la proporción de esta VOC (variante preocupante) se duplicó en una semana”.

La canciller Angela Merkel dijo el miércoles que le gustaría que otros países europeos también exigieran cuarentenas a las personas que llegan desde lugares donde hay altos niveles de la variante Delta.

“Es muy probable que la variante Delta circule ampliamente durante el verano (boreal), en particular entre los individuos más jóvenes que no son sujetos de vacunación”, dijo por su parte el ECDC. “Esto podría suponer un riesgo de que los individuos más vulnerables se infecten y experimenten una enfermedad grave y la muerte si no están totalmente vacunados”, añadió.

Sin embargo, el ECDC dijo que dos dosis de una vacuna aprobada contra el COVID-19 ofrecían una “alta protección” contra la variante y sus consecuencias.

Con información de Reuters y EFE