EL MERCADO NEGRO DE LA VENTA DE BICICLETAS ROBADAS

UN DELITO QUE SE REPITE

En la madrugada, un trabajador del puerto fue víctima del robo de su bicicleta al ser interceptado por un joven, que lo intimidó con un arma de fuego, por avenida Bogado. Los robos de bicicletas se multiplican en nuestra ciudad dando lugar a un gran mercado de reventa de las mismas o de sus partes.

De la redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Una vez más un ciclista fue víctima de un robo, en este caso un trabajador portuario, que en la madrugada, en momentos en que volvía a su hogar en su bicicleta marca Spy, por avenida Bogado casi llegando a Savio, fue interceptado por un joven que, corriendo le cortó el paso y apuntándolo con un arma de fuego le exigió la entrega del rodado. El malviviente empezó también a demandar mediante amenazas la entrega de su teléfono celular y dinero, pero la aparición de un remis hizo que desistiera de continuar el robo subiéndose a la bicicleta de la víctima para emprender la huida.

Recordemos que este fin de semana un profesor de educación física fue víctima también del robo de una bicicleta de alta gama, cuando dos delincuentes lo interceptaron a bordo de una moto, por colectora de la ruta 9 cerca del parador, y tras amedrentarlo con una arma de fuego le sustrajeron su rodado.

Mercado de reventa

El robo de bicicletas se ha vuelto uno de los delitos más comunes en la ciudad. Desde la pandemia y el incremento del precio del combustible cada vez más gente se ha sumado al uso de bicicletas y para los delincuentes se ha vuelto un bien preciado, ya que por su peso que varía entre los 10 y 15 kilos es fácil de llevar y el precio de las mismas es elevado. Una bicicleta arranca desde los $40.000 y las de alta gama entre los $100.000 y $200.000. Son muy fáciles de encontrar en las calles y no son bienes registrables por lo que existe un gran mercado negro. Además, suelen desguazarlas para vender sus partes.

Tan común es el delito que ya hay seguros exclusivos para bicicletas, iniciativas para conformar bases de registros de rodados robados y peticiones para que Facebook obligue a exhibir factura de compra en publicaciones de bicicletas.

Investigaciones

En muchos casos se recuperan las bicicletas tras tareas investigativas y el análisis de las cámaras de seguridad, pero en su gran mayoría las mismas no se consiguen y terminan siendo desguazadas o revendidas inmediatamente a precios casi irrisorios.

Los investigadores no descartan también que en los robos de bicicletas hay un comprador que las adquiere por una cifra ínfima, ya que el malviviente se las quiere sacar de encima, y manejándose en un mercado negro en las redes sociales, las vende como intermediario, ya conociendo bien los precios de compra de cada modelo de bicicleta.

La semana pasada dábamos a conocer que la DDI había logrado identificar a uno de estos ladrones de bicicletas efectuando dos allanamientos, en los que se pudieron recuperar varias partes de las mismas pero sin concretar la detención del investigado, por quien ya hay emitido un pedido de captura.