EL PAPA INSTÓ A PALESTINOS E ISRAELÍES A RECORRER EL CAMINO DE LA PAZ

Preocupado por la violencia en Tierra Santa, instó a cesar “el ruido de las armas” y a resolver esta herida a la fraternidad mediante el diálogo. Pidió rezar por las víctimas, especialmente los niños.

El Papa habló de “violencia inaceptable”.

El papa Francisco pidió ayer el cese de la “terrible e inaceptable” violencia entre israelíes y palestinos, que en los últimos días causó cientos de muertos y heridos inocentes, entre ellos niños.

“Sigo con grandísima preocupación lo que está pasando en Tierra Santa. Estos días, violentos choques armados en la Franja de Gaza y en Israel se multiplican y corren el riesgo de degenerar en una espiral de muerte y destrucción. Numerosas personas heridas y muchos inocentes han muerto, entre ellos los niños. Esto es terrible e inaceptable. Su muerte es signo de que no se quiere construir el futuro, sino destruirlo”, advirtió en su reflexión tras el rezo del Regina Coeli.

Odio y violencia

El pontífice insistió en afirmar que “el aumento del odio y de la violencia, que se está extendiendo por varias ciudades en Israel, es una herida grave a la fraternidad y a la convivencia pacífica entre los ciudadanos” y estimó que “será difícil de ponerle fin, si no se abre inmediatamente el diálogo”.

“¿Adónde llevarán el odio y la venganza? ¿Pensamos realmente construir la paz destruyendo al otro?”, se preguntó, y clamó: “En nombre de Dios, que ha creado a todos los seres humanos iguales en derechos, deberes y dignidad y los llamó a convivir como hermanos entre ellos, llamo a la calma a los que tienen responsabilidad de hacer cesar el ruido de las armas y recorrer el camino de la paz, con la ayuda también de la comunidad internacional”.

Rezar

Francisco invitó a rezar incesantemente, para que israelíes y palestinos puedan encontrar “el camino del diálogo y del perdón, para ser pacientes constructores de paz y de justicia, abriéndose paso a paso a una esperanza común, a una convivencia entre hermanos”.

“Recemos por las víctimas y, especialmente, por los niños. Recemos por la paz a la Reina de la paz”, concluyó.