EQUILIBRIO DE FUERZAS EN EL CONCEJO: LO QUE SE JUEGA EN EL DISTRITO A TRAVÉS DE LAS ELECCIONES LEGISLATIVAS 2021

LA MITAD DE LA INTEGRACIÓN DEL CUERPO SE SOMETE A VOLUNTAD POPULAR

A través de los comicios de este año, los nicoleños designaremos a 10 concejales que ocuparán sus bancas a partir de diciembre próximo. Cinco de esos escaños pertenecen hoy al oficialismo local y otros cinco, a espacios de oposición. Para conservar su mayoría en el deliberativo local Juntos por el Cambio necesita al menos retener esas bancas. Del otro lado, el Frente de Todos apuesta a revertir el equilibrio en su favor. 

Leandro Madeo
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Año impar, año electoral. Aún pandemia mediante. Y si la situación epidemiológica no se complica más allá de lo esperado, los nicoleños deberemos ir a las urnas el 12 de septiembre y el 14 de noviembre. La primera de las citas corresponde a las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias. Las PASO. Faltan más de dos meses. Pero los tiempos son otros para los grupos políticos interesados en la materia: según el cronograma electoral fijado por la Nación (con adhesión bonaerense) el cierre de listas opera el 24 de este mes de julio. Faltan apenas 20 días, menos de tres semanas.

Cierto que es una elección legislativa y que no hay cargos ejecutivos en juego. Pero no por eso la cuestión deja de interesar. Ni mucho menos. Lo que está en juego en nuestra ciudad es ni más ni menos que quién ostentará la mayoría durante los dos próximos años en el Concejo Deliberante.

Con 11 bancas el oficialismo local es hoy mayoría. Pero cinco de esos asientos de Juntos por el Cambio estarán en juego en la elección. La oposición reúne hoy nueve bancas. No es formalmente un bloque único, pero son tres espacios que conviven dentro del Frente de Todos (al menos, hasta ahora: habrá que ver qué sucede en el trabajoso armado previo a las PASO). Ese grupo también pone en juego cinco bancas.

En la perspectiva de mantener su mayoría el bloque alineado con el Palacio Municipal cuenta con una ventaja numérica: en términos futbolísticos, un eventual empate lo favorece. Se mantendría el mismo equilibrio que existe hoy y el Intendente seguiría contando con los votos suficientes para resolver las votaciones –al menos las que requieren de una mayoría simple– en su favor.

E incluso más: si la oposición gana 6 bancas, habrá un escenario de 10 por lado que hará que las votaciones se definan por el voto de la Presidencia (cargo máximo institucional que hoy es del oficialismo, pero que en ese hipotético escenario de 10 bancas por lado y con una oposición vencedora en los comicios podría ser objeto de un primer round político de alto voltaje).     

Números, nombres

En concreto, el actual equilibrio de fuerzas en el Palacio Legislativo de Sarmiento y Lavalle puede describirse así: un bloque de Juntos por el Cambio alineado con el Palacio Municipal integrado por 11 concejales, por un lado; y tres bloques de oposición que vienen funcionando (casi siempre) como una unidad, un virtual interbloque cuyos 9 miembros votan (de nuevo, casi siempre) en un mismo sentido. Son los bloques del Frente de Todos (4 bancas), Unidad Ciudadana (3) y el Frente Renovador (2).

Las bancas que se ponen en juego serán 10, correspondientes a las que ocupan los concejales electos en 2017. Medido en términos de oficialismo/oposición, el punto de partida será equitativo: cada uno de esos espacios pondrán en juego 5 de sus actuales bancas.

En Juntos por el Cambio los asientos que se someten nuevamente a votación popular y democrática son las que desde diciembre de 2017 vienen ocupando los concejales Adriana González, Bernardo Cepeda, José Alberto Petrucci, Silvia Moyano y María Eugenia Oviedo.

Por el lado del “interbloque” opositor, las bancas en juego son las que actualmente corresponden a los concejales Germán Jaime, Muriel Engelbrecht, Jesús Gómez (los tres de Unidad Ciudadana), Luciano Pastocchi y Florencia Vázquez (del Frente Renovador los dos).

Habrá que ver cómo se tejen las alianzas y también qué espacios políticos hoy sin representación en el deliberativo local pueden aspirar a tenerla desde diciembre próximo.

El Concejo Deliberante modelo 2022 es todavía una incógnita. Al menos en esa mitad que se somete al designio popular. La otra mitad sí es un hecho: 6 bancas del oficialismo, 4 de la oposición. Son las de los concejales electos en 2019 con mandatos vigentes hasta diciembre de 2023: por el oficialismo Danilo Petroni, Sergio Ponce, Julio Pasqualin, Daniel Luchelli, Laureana de Felipe y María Laura Vásquez; por la oposición, Paola Enrico, José Antonio Corral, Maximiliano Cabaleyro y Bibiana Giglio.