“No sólo estamos recibiendo a personas en situación de calle sino también a otras que han perdido el trabajo o tienen problemas familiares y sin lugar donde quedarse”, explicó el Padre Matías Pérez. También acude gente que está de paso en la ciudad. “Estamos teniendo una población bastante renovada, es decir, personas que nunca antes habían pasado por la Casita”, agregó.

La Casita de Don Orione para varones funciona de 20 a 8 horas, todos los días.

La Casita de Don Orione recibe a unas 14 personas por noche, le contó a EL NORTE el creador y administrador del hogar que brinda techo y comida a personas en situación de calle, Padre Matías Pérez.

“En otros años el promedio de ingresos diarios oscilaba entre 18 y 20 personas. El año pasado teníamos 25 personas alojadas, básicamente por la situación de confinamiento estricto y la imposibilidad de circular. Por entonces la Casita funcionaba las 24 horas. Cuando la situación cambió volvimos a abrir en el horario habitual”, sostiene el Padre Matías. “Estamos teniendo una población bastante renovada, es decir, personas que nunca antes habían pasado por la Casita. Incluso, hoy estamos recibiendo a personas que han perdido el trabajo o tienen problemas familiares y sin lugar donde quedarse”, añadió. También acude gente que está de paso en la ciudad.

Para las personas en situación de calle la mecánica funciona a partir de la denuncia de un vecino. La persona es llevada a la Casita por personal policial. Si no registra antecedentes por mala conducta dentro del hogar, es admitido. “Tenemos un sistema de sanciones para quienes pasan por la Casita y generan algún episodio violento, ya sea por amenazas o algo mayor”.

Para ingresar se está solicitando un certificado de buena salud que se puede solicitar en el hospital San Felipe. “Esta medida nos permitió detectar a personas con fiebre o cualquier otro síntoma de algún tipo de enfermedad”, explicó el Padre Matías. Estas personas con síntomas no necesariamente estaban contagiadas con Covid, vale agregarlo. El requisito sanitario fue acordado con las autoridades municipales de Salud. “Hemos tenido gente con Covid, incluso, uno de los encargados contrajo el virus. Pero también vienen hombres con fiebre y no están enfermos de coronavirus”, indicó el párroco.

La casa ubicada en Lamadrid 26 es propiedad de Cáritas Diócesis de San Nicolás, cedida en préstamo para este proyecto. Está abierta todos los días de 20 a 08 horas. Fue inaugurada a fines de 2016 y brinda atención a personas de extrema vulnerabilidad. Tiene posibilidad de recibir 29 huéspedes.

Mujeres

La Casita de Don Orione para mujeres y niños (Ameghino 556) abrió sus puertas a mediados de 2019. Hoy alberga a unas siete mujeres y tres niños. Allí se recibe a personas en situación de vulnerabilidad, ya sea por no tener techo o bien por ser víctima de algún tipo de violencia. Está abierta las 24 horas durante los 365 días del año, a fin de brindarles contención y acompañamiento en cada proceso particular de recuperación y reinserción. Trabaja articuladamente con la Comisaría de la Mujer.

Por otra parte, el Padre Matías adelantó que están próximos a abrir una nueva casa donde recibir a adultos mayores de 50 años que se llamará «Letizia». El inmueble se ubica en calle Nación 508, y se aguarda la inspección de Contralor y Habilitaciones para proceder a la inauguración. No será para personas en situación de vulnerabilidad sino que será un hospedaje pago que permitirá sumar ingresos para sostener las otras dos casas. Tendrá disponibilidad para 25 personas. “Buscaremos alguna solución para quienes no puedan cubrir el costo mensual. No será un geriátrico sino un lugar para personas mayores de 50 años que tal vez no quieran o no puedan vivir solas. Allí recibirán, entre otras cosas, atención médica”, comentó el Padre Matías.