LA UOM PIDE LA REAPERTURA DE LAS PARITARIAS: QUIEREN 45% DE SUBA

El gremio representa a unos 200.000 trabajadores en todo el país, de los cuales cerca de 7500 son nicoleños. En abril, los metalúrgicos habían firmado una recomposición de haberes del 35,2% de los cuales al día de hoy solo se cobró un 15%. De hecho, estaba previsto originalmente un 10% con los haberes de julio, que debería cobrarse el mes siguiente, y otro 10% en octubre próximo. Ahora espera acercarse al 45%

Antonio Caló.-

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) se sumó a los gremios de mayor peso que aprovecharon la señal de largada dada por el Gobierno nacional en las últimas semanas y busca rediscutir la paritaria firmada este año.

“La meta oficial de este Gobierno siempre fue que los salarios le ganen a la inflación. Y como ese es el objetivo, se abrirán todas las paritarias que hagan falta para que el objetivo se cumpla”, dijo en los últimos días el ministro de Trabajo Claudio Moroni. Fue la ratificación de que había plafón político para ir por una nueva negociación.

El sindicato que lidera Antonio Caló adelantó que solicitó formalmente la reapertura de las charlas salariales. La información también fue confirmada por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

El reclamo por escrito llegó la misma semana en la que la cartera laboral citó al Sindicato de Empleados de Comercio, gremio más populoso del país, para rever la pauta salarial anual. En las últimas horas, también la cartera educativa convocó a los docentes universitarios y a los no docentes universitarios para tener conversaciones en el mismo sentido.

En abril los metalúrgicos habían firmado una recomposición de haberes del 35,2%, de los cuales al día de hoy solo se cobró un 15%. De hecho, estaba previsto originalmente un 10% con los haberes de julio, que debería cobrarse el mes siguiente, y otro 10% en octubre próximo. Además, tenía pactada una cláusula de revisión para diciembre.

En su momento, el entendimiento superaba la media de 32 puntos que estaban rubricando en diferentes actividades y parecía empujar, aunque sea un poco, el techo salarial. Sin embargo, con el correr de los días, quedó muy demorado respecto de la suba de precios y de la proyección inflacionaria para el año.

Ahora, la intención del sindicato es sentarse con las cámaras de la actividad para aproximarse a los 45 puntos, horizonte que fijaron los camioneros de Hugo Moyano y los bancarios de Sergio Palazzo.

Peso específico

La UOM es un gremio emblemático en la vida interna cegetista, de hecho el propio Caló supo ser secretario general de la central obrera. Pero adicionalmente suele ser una referencia ineludible para lo que ocurra en la totalidad de las actividades industriales.

Vale recordar que, junto con SMATA, organización que nuclea a los mecánicos, los metalúrgicos lideran la Confederación de los Sindicatos Industriales de la República Argentina (CSIRA). Esa estructura, que se relanzó en los últimos meses con mucha potencia y con fluidos contactos con el oficialismo, aglomera casi tres decenas de gremios de las distintas ramas de la industria nacional.

La negociación colectiva de la UOM impacta directamente en los haberes de unos 200.000 operarios formales del sector, de los cuales unos 18.000 ingresaron a trabajar en los últimos cuatro meses.

Comercio

Luego de algunas semanas en las que se barajó la alternativa, e incluso se habló del tema de manera informal, la Federación de Empleados de Comercios y Servicios (FAECyS) que lidera Armando Cavalieri pidió la reapertura de las paritarias para los mercantiles y la primera audiencia con el sector empresario se realizará este martes.

El pedido es especialmente importante. Se trata de la negociación colectiva más populosa del país, ya que alcanza a casi 1,2 millones de trabajadores registrados y que, por su peso específico, marca buena parte del pulso de la realidad salarial del país. Además, suele derramar sobre el resto de los sectores.

El reclamo de Cavalieri no sorprendió en el Ministerio de Trabajo ni en los funcionarios nacionales. “Estamos incentivando que se reabra la negociación en aquellos convenios en los que los salarios quedan por debajo de la inflación”, afirmó el propio ministro Claudio Moroni la semana pasada.