La usurpación en San Francisco sigue en compás de tensa espera, con la orden de desalojo dictada

A una semana de la usurpación de viviendas y terrenos en barrio San Francisco, las 18 familias que se encuentran allí manifiestan preocupación por un posible desalojo. La medida fue dictada por la jueza de Garantías N° 3, Dra. María Eugenia Maiztegui, luego de que la pidiese el fiscal Jorge Leveratto. Ahora, el abogado defensor, Dr. Hernán Orsi, tiene cinco días para apelar o se firmará la orden de desalojo para su aplicación.

De la Redacción de EL NORTE
diarioelnorte@diariolenorte.com.ar

Ya pasó una semana desde que, un jueves por la tarde, 18 familias decidiesen usurpar viviendas y terrenos que están en barrio San Francisco, en la zona oeste de nuestra ciudad, pensando que podrían ser escuchados y que se les resuelva el problema de no tener un techo “donde meter la cabeza”.
En la jornada del martes pasado, al no tener una solución a su problemática, decidieron cortar Av. Alberdi con la idea de que alguien del Municipio se acercase a dialogar con ellos. De hecho, estuvieron desde las 16:00 hasta las 21:00 sin más que algunos vecinos filmando el momento de tirantez que se estaba suscitando.
EL NORTE se acercó nuevamente al lugar, donde constató aún más conflictos que se desarrollaban en medio de la incertidumbre de ser desalojados o no. “Ayer quemamos gomas y cortamos la avenida, pero nadie se acercó a ver qué pasaba. Queremos que el Municipio nos dé una casa o un terreno donde poder edificar”, manifestó a nuestro medio Julio.

Desalojo

La Dra. María Eugenia Maiztegui, a cargo del Juzgado de Garantías Nº 3 de San Nicolás, emitió este martes la resolución que dará lugar al desalojo de las viviendas y terrenos usurpados desde el jueves pasado en el barrio San Francisco de la zona oeste. La acción para retirar a los usurpadores de las casas sin terminar y que corresponden a un plan social habitacional, había sido solicitada el viernes por el fiscal Jorge Leveratto, de la UFI Nº 4. Por cinco días hábiles correrá ahora el plazo reglamentario para que la defensa pueda apelar la medida dictada. En ese caso, la Cámara de Apelaciones deberá tomar la decisión final.
Si pasado ese período no existe apelación, la resolución estará firme y se desarrollará en ese momento el delicado operativo de desalojo. EL NORTE intentó contactarse con el abogado defensor, Dr. Hernán Orsi, pero éste no está realizando declaraciones por el momento.
Sin embargo, resulta curioso que los propios usurpadores no conozcan quién los defiende. “La verdad que nunca nadie se comunicó con nosotros, no sabíamos que este abogado nos estaba representando. Nos gustaría que venga a hablar con nosotros”, arrojó Noemí.
Fuentes allegadas al letrado manifestaron a este medio que se les solicitará a las familias una reunión con el abogado en los próximos días, mientras tanto, deberán esperar a la audiencia de conciliación donde se definirá si se da lugar al desalojo o no.

Situación actual

Los días pasan y la situación empeora. En la visita de EL NORTE al lugar de los hechos, constató que han llegado más familias a querer usurpar casas. Recordemos que las familias que se encuentran realizando esta toma ilegal de tierras y viviendas, tienen viviendas más precarias en barrios aledaños donde regresan para utilizar sus baños.
Esto debido a que las casas están a medio hacer y no cuentan con los servicios básicos completos, se encontraban muy maltratadas y sin baños o cocinas funcionales. “Nosotros no dejamos mucho la casa porque nos pasó que otras familias quisieron usurparlas. Estamos luchando por tener un techo y porque no nos saquen ni la policía ni otras personas”, confesó a este medio Ramona.
Otra de las cuestiones que marcaron las familias en cuestión es que “ya están llegando los primeros fríos y no tenemos nada para tapar las puertas y ventanas. No nos permiten ingresar colchones, muebles o chapas para poder hacer algo más cerrado y que nuestro chicos no pasen frío”, tiró Juan.
Actualmente, las casas tienen tapada con lonas u otros materiales similares las ventanas para que a la noche no pase tanto frío. Sin embargo, no es suficiente, según cuentan las familias, para que sus hijos no sufran las bajas temperaturas que se vienen suscitando en esta época del año.
También, hay usurpadores que no pudieron tomar una casa y decidieron tomar los terrenos vacíos que aún no están edificados. “Yo agarré este terreno porque las casas preferimos que las usen las familias que tienen chicos. Yo dejé a mi familia en mi casa que está acá en barrio San Francisco porque no puedo traer a mis nenes. Hay muchos mosquitos, ni siquiera me dejan pasar un colchón o cortar el pasto. Solamente queremos un lugar donde vivir dignamente”, nos cuenta un hombre que tiene unas lonas con las que construyó una especia de carpa para dormir.