LOS PRECIOS DE LOS MATERIALES PARA LA CONSTRUCCIÓN AUMENTARON UN 40% PROMEDIO DESDE PRINCIPIO DE AÑO

EN AUMENTO CONSTANTE

Desde el comienzo de 2021 hasta el día de la fecha, los precios de los materiales para la construcción no dejan de aumentar. Los incrementos rondan el 40% promedio, al tiempo que cayó la venta minorista. El rubro de la construcción fue uno de los más golpeados por la pandemia y ni las grandes obras salvan a quienes venden estos insumos.

Aumentaron un 40% los insumos para la construcción y cayó la venta minorista. DANIEL DORADO/EL NORTE

De la Redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Con la irrupción del Covid-19 muchos rubros y actividades se han visto sumamente afectados debido a las restricciones impuestas en pandemia. El sector de la construcción ha estado frenado por meses. Esto llevó a que las empresas dedicadas a proveer los insumos necesarios para las obras, también se vean sumamente afectados. EL NORTE se contactó con Maxi, responsable de una empresa proveedora de materiales de nuestra ciudad, para conocer sobre la creciente subida que está teniendo todas las semanas.

“Hay un aumento prácticamente semanal de un 5%, que parecerá poco pero para nosotros no lo es. En lo que va del año, desde fines de diciembre hasta ahora tuvimos aumentos de un 40% promedio. Lamentablemente está como todo lo que pasa en el país, estamos remarcando constantemente”, manifestó Maxi a este diario.

Los aumentos traen consecuencias y, en medio de una  debacle económica producida por la pandemia, la situación ha empeorado en nuestra ciudad. Debido a eso, cayó la venta minorista en las distintas empresas dedicadas a proveedor insumos para la construcción, ya que los aumentos suponen un duro golpe al bolsillo de la clase media.

“Enero, febrero y marzo son los meses en los que baja la construcción todos los años. Nosotros estamos rodeados de barrios humildes y antes era común que venieran y compraran  ladrillos, cemento, todo para poder mantener sus hogares. Hoy eso no está sucediendo y se siente mucho”, aseveró Maxi.

“Sigue habiendo obras grandes que nos ayudan a mantenernos pero a nosotros siempre nos benefició la venta al por menor. Ese cliente que venía y te compraba una o dos bolsas hoy no es habitué verlo. Sí vemos por ejemplo la venta a personas que se estén haciendo la casa porque tenía ahorros e invierte en eso, pero el que elegía mantener su hogar con reparaciones mermó muchísimo”, añadió el dueño de La Unión.

“Influye un montón en nosotros. Esa persona que venía y te compraba cemento y ladrillos lo hacía todos los meses porque iba trabajando de a poco y gastando lo que podía. Pero con el aumento del 40% promedio que tuvimos nos vimos muy afectados porque esa gente ya dejó de hacerlo”, expresó Maxi.

Los precios

Hoy en día los precios se han disparado mucho. Un bolsón de arena cuesta $2.550 cuando en diciembre costaba $1.400, lo que golpea directamente en el bolsillo del pequeño comprador que solían tener las empresas. Si vamos a las comparativas, una familia que compraba dos bolsones de arena para refaccionar alguna parte de su hogar, gastaba $2800 a principios de año y ahora necesita $5.100, una diferencia sumamente enorme.

Un palet de ladrillos, por ejemplo cuesta al día de la fecha $9.000, cuando antes del aumento cotizaba a unos $5.400, aproximadamente. En cuanto a la bolsa de cemento que es el producto estrella de la venta minorista, actualmente cotiza a $790, siendo sin dudas casi imposible de comprar para muchos nicoleños.

Otros factores

Otra de las cuestiones que marcó Maxi, fue el aumento de la nafta. Tras que las ventas cayeron, en su empresa que maneja la logística para llevar y traer materiales, el disparo de los combustibles afectó también para llegar a fin de mes. El conjunto de incrementos hicieron que hoy sea muy difícil sostener una empresa de ésta índole.

También vale recordar la caída de empleo en la construcción, ya que sin trabajadores no hay mano de obra para construir utilizando esos materiales. En San Nicolás, según los números que maneja la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), el empleo en la construcción cayó un 65% desde el año pasado hasta la fecha. EL NORTE dialogó con su secretario adjunto, Mario Almirón, quien confirmó el dato y mostró un panorama incierto pero con un halo de esperanza.

“El empleo ha bajado tremendamente en este último año pero venimos queriendo repuntar. Lo que pasa es que cada vez que queremos repuntar aparece una cepa de Coronavirus y eso nos perjudica, ya que se traduce en cese de obras, más restricciones. Somos de los gremios más afectados por la pandemia”, manifestó Almirón a EL NORTE.

“Nadie quiere invertir porque nadie quiere asomar la cabeza en la puerta. Los inversionistas no quieren poner un solo peso por la incertidumbre económica en la que estamos inmersos. Hay por suerte obras chicas, pero no mueve el avispero. Las empresas están mal, muchas no cumplen con las condiciones de seguridad para los trabajadores y los precios que cerramos son ajustadísimos pero porque no hay dinero”, agregó el gremialista.

Almirón marcó varios ejemplos con respecto a ese particular, con empresas nicoleñas con las que están en conflicto por la inseguridad a la que se expone a los trabajadores. “Hay discusión con una empresa, por ejemplo, que hace laburar en un piso 11 a los obreros sin un arnés, sin botín de seguridad, sin ART, en negro. Tuvimos que llegarnos hasta el Ministerio de Trabajo, que hoy está actuando y cerrando esas obras”, contó el secretario adjunto del gremio constructor.