LUIS SÁNCHEZ: “ERA NECESARIO REALIZAR EL CAMBIO DEL TANQUE DE OXÍGENO POR LA GRAN DEMANDA QUE HEMOS TENIDO”

El Sanatorio de la Fundación Nuestra Señora del Rosario (UOM) incorporó un nuevo tanque de oxígeno medicinal, que duplica su capacidad en relación al modelo anterior. El secretario de acción social de UOM y director administrativo del Sanatorio, Luis Sánchez, explicó la necesidad que condujo a la mejora.

Luis Sánchez, director administrativo del Sanatorio de la Unión Obrera Metalúrgica. Archivo

De la Redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

La lucha llevada adelante, en medio de la pandemia de Coronavirus, por los distintos nosocomios locales es gigante. El pasado jueves, el Sanatorio de la UOM logró cambiar el tanque de oxígeno que tenían en el policlínico para así poder cubrir la enorme demanda que habían estado teniendo en el último tiempo.

En su momento, el sanatorio metalúrgico contaba con un tanque de 3.000 litros de oxígeno líquido, para luego reemplazarlo por otro de 6.000 litros y ahora llegar a los 12.000 litros.

Para los pacientes con COVID-19 en estado grave, el oxígeno es indispensable entre aquellos que por ejemplo desarrollaron insuficiencia respiratoria o neumonía. Por lo tanto, representa un alto consumo en el día a día, más aún al ser el Sanatorio de la UOM la institución privada con mayor atención de pacientes con Coronavirus en esta pandemia.

El tanque anterior requería una recarga cada 2 días y ahora pasará a una frecuencia de entre 5 y 7 días, según la demanda. No sólo se extienden los plazos de ese procedimiento, sino que a su vez la nueva incorporación contribuye a mejorar el tránsito del lugar, al dilatarse la presencia de un vehículo pesado para cumplir con la recarga.

El secretario de Acción Social del sindicato, Luis Sánchez, se refirió a la necesidad que los atravesaba. Fue en el programa “Pila y media” que emite Radio U FM 89.9.

“Era muy necesario poder hacerlo por la gran demanda que hemos tenido este último tiempo obviamente de oxígeno líquido. Nosotros hace dos años atrás, comenzábamos a dejar de lado un poco el tubo común, que serían los tubos chicos, para comenzar la provisión con un tubo central de 3.000 litro de oxígeno líquido”, manifestó Sánchez.

De inmediato, agregó que “eso fue hace dos años, hoy ya contamos con un tubo que tiene la capacidad de 12.000 litros de oxígeno líquido. Desde ya que en el medio habíamos duplicado la cantidad a 6.000 y hoy haberlo duplicado nuevamente fue gracias a la prensa ‘Linde’ que es la que nos provee el oxígeno y nos da mucha más tranquilidad”.

Linde es una empresa líder a nivel mundial en ingeniería y gas industrial, atendiendo una variedad de mercados, y proveyendo al Sanatorio de la UOM del equipamiento y suministro imprescindible.

El operativo de cambio del tanque demandó 12 horas de trabajo, participando una veintena de personas, entre operarios y técnicos. LOBERAZ aportó 10 empleados, junto a una grúa de 80 TN, un chasis con hidrogrúa y un equipo JLG. En tanto que CRYOMEC, una empresa subcontratada por Linde, sumó dos chasis con hidrogrúa y 4 técnicos, más todo el personal de mantenimiento del Sanatorio de la UOM y el personal policial que desvió el tránsito en Nación y Lamadrid.

La pandemia

Debido a la llegada del Covid-19 es que tuvieron también que lograr duplicar las cantidades de oxígeno, teniendo en cuenta que el virus ataca principalmente las vías respiratorias. Por lo tanto, al tener más oxígeno líquido se logró controlar más la situación de los nicoleños (y también pacientes llegados desde otras ciudades) que debían ser internados por ser portadores del Coronavirus.

“En medio de los momentos picos de la pandemia, tanto en el 2020 como en este año, teníamos que andar cambiando cada 48hs, haciendo ingresar al camión por calle Lamadrid, lo cual generaba un trastorno para el vecindario porque nos demandaba algunas horas poder realizar el cambio”, explicó Sánchez. Al tiempo que añadió que “ahora tenemos de cinco a siete días de oxígeno dependiendo la demanda que haya en el Sanatorio, dándonos mucha más tranquilidad”.

Oxígeno

En medio de la segunda ola de la pandemia, la alta demanda de oxígeno preocupó a los distintos centros de salud porque se necesitaba más de lo que se tenía a disposición y se corría el riesgo de no contar con el suficiente requerido.

“Sin ir más lejos, hace unas semanas atrás llegamos casi al límite de capacidad de oxígeno por un retraso que tuvimos proveniente de la empresa proveedora. Llegamos casi a cero con casi nada de capacidad, lo cual eso nos alertó mucho más. Si bien estábamos en ese momento en tratativas con la empresa para tener hoy el tanque que tenemos de 12.000 litros, fue una señal para apurar el cambio”, contó Sánchez.

Por otro lado, también se pintó un panorama general sobre la respuesta que ha y está dando el Sanatorio en medio de la pandemia. “En materia de equipamiento veníamos mejorando ese particular con el fin de poder jerarquizar al nosocomio, ya hace algunos años. Pero este último tiempo, hemos tenido que centrarnos, más que nada, en los respiradores. Hemos duplicado la cantidad de respiradores que teníamos para poder paliar la necesidad de los nicoleños que terminan internados por el Covid-19”, explicó el director administrativo del policlínico metalúrgico.

“Sin embargo, creemos que a futuro va a ser una gran demanda también por parte de los pacientes que están en terapia intensiva por alguna razón, hablando más allá de la enfermedad del coronavirus. Antes de la pandemia teníamos 18 respiradores y hoy contamos con 35, lo que nos permitió dar buenas respuestas ante el virus”, añadió Sánchez.