PAPA FRANCISCO “SIN NATALIDAD NO HAY FUTURO”

“¿Cómo es posible que una mujer tenga que avergonzarse del regalo más hermoso que puede ofrecer la vida?”, preguntó al inaugurar un foro sobre natalidad promovido por Asociaciones Familiares de Italia.

El papa Francisco participó ayer en la apertura de la primera edición de los “Estados Generales de la Natalidad” promovido por el Foro de Asociaciones Familiares de Italia.

En su discurso, el pontífice destacó la importancia de la familia y de la natalidad y lamentó que en el trabajo a algunas mujeres “se les disuade de tener hijos o que tienen que ocultar su vientre”.

 “¿Cómo es posible que una mujer tenga que avergonzarse del regalo más hermoso que puede ofrecer la vida? No la mujer sino la sociedad debería avergonzarse, porque una sociedad que no acoge la vida deja de vivir. ¡Los hijos son la esperanza que hace renacer a un pueblo!”, advirtió.

Francisco llegó a las 9 al vestíbulo de la gran estructura situada a pocos pasos de la Plaza de San Pedro. El primer ministro Mario Draghi también estuvo presente, y a su discurso le siguió el de otros invitados en tres mesas temáticas: representantes de bancos, empresas, compañías de seguros, medios de comunicación, deportes, todos reunidos para debatir el tema de la natalidad.

El Papa dirigió su pensamiento sobre todo a los jóvenes cuyos sueños se han roto en el hielo de este duro invierno, desanimados hasta el punto de que “sólo la mitad cree que podrá tener dos hijos en su vida” y consideró que hay que “invertir” la tendencia para “volver a poner a Italia en movimiento, a partir de la vida, a partir del ser humano”.

“Italia se encuentra así desde hace años con el menor número de nacimientos de Europa -señaló- en lo que se está convirtiendo en el viejo del continente no ya por su gloriosa historia, sino por su avanzada edad.”

“Cada año es como si una ciudad de más de doscientos mil habitantes desapareciera, en 2020 tocó el número más bajo de nacimientos desde la unidad nacional: no sólo por Covid, sino por una tendencia continua y progresiva a la baja, un invierno cada vez más duro”.

El Papa citó al presidente de la República Italiana, Sergio Mattarella, cuando reiteró que “las familias no son el tejido conectivo de Italia, las familias son Italia”.