PREOCUPACIÓN EN FRANCIA POR LA VARIANTE DELTA

Las cifras en una suba constante diaria. Se han contabilizado 2.350 nuevos casos de Covid-19 por día, lo que equivale a un alza del 31 por ciento en relación a la semana anterior.

La cuarta ola ya está instalada en Francia. El ministro pidió a los veraneantes que cancelen sus vacaciones a España y Portugal, donde la variante crece exponencialmente. El gobierno no descarta la semana próxima, tras la reunión del Consejo de Ministros, poner restricciones en su frontera.

Pero esta cuarta ola crea contradicciones cuando Francia no quiere fragilizar el renacimiento económico en marcha. El ministro de economía Bruno Le Maire llamó a los franceses a aceptar sus responsabilidades y hacerse vacunar.

”Debemos vacunarnos todos”, intimó. ”Yo no quiero que la situación sanitaria preocupante debilite una recuperación económica que es más fuerte, mucho más vigorosa de lo que nosotros habíamos previsto”, dijo el ministro de economía el viernes.

Sólo el 37,8% de los franceses están completamente vacunados. Hasta el 8 de julio, más de 35 millones de franceses han recibido al menos una dosis y más de 26 millones se considerarán ahora completamente vacunados. Es decir, el 52% y el 37,8% de la población, respectivamente. Lejos, muy lejos de los umbrales recomendados hoy por el Consejo Científico.

El grupo de edad más vacunado es el de 75 a 79 años. El 84,7% de ellos aparece en un calendario de vacunación completo. Esta cobertura es más baja para otras personas mayores y cae al 65.6% para las personas de 60 a 64 años.