REFORMA SANITARIA: MÉDICOS A FAVOR, AUNQUE CON ALGUNOS REPAROS HACIA EL GOBIERNO

ARTICULACIÓN EN DEBATE

Consultados por este medio, profesionales médicos nicoleños plantearon que apoyarían una reforma del sistema sanitario, aunque pidieron se tengan en consideración aspectos que hace tiempo debieron cambiarse. 

De la redacción de EL NORTE
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar 

Luego del acto frente al Hospital de Niños de La Plata, en el que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner insistió en la idea de reformar el sistema de salud argentino, numerosas voces se alzaron para apoyar el desarrollo de un debate en torno a la misma.

Desde la Federación Médica de la provincia de Buenos Aires (Femeba), una organización que congrega a más de 10.000 médicos bonaerenses de 120 de los 135 municipios de la Provincia, emitieron un comunicado apoyando una reforma del sistema de Salud, y expresaron que buscan ser citados al debate “de una reforma que incluya como una parte fundamental la mejora sustancial de las condiciones de trabajo de nuestros representados y la de todos los recursos humanos del sector”.

En nuestra ciudad, se hizo público un escrito realizado por el secretario general del Círculo Médico de San Nicolás, Alejandro Spagnolo, sobre este particular. Si bien existe un apoyo a la intención de reforma, el escrito del Círculo también dejó vislumbrar algunas diferencias respecto de la forma en que el Gobierno parece encarar el asunto. 

“Hemos asistido en los últimos tiempos a un planteo informal desde el poder político sobre una necesaria reforma del Sistema de Salud. Es correcto que el Estado tome la iniciativa en un tema tan sensible. Sin embargo, es igualmente cierto que deben participar de la discusión empresas privadas de salud, mutuales, obras sociales y representantes de los trabajadores del equipo sanitario. Solo un amplio consenso puede conducirnos a buen puerto. En principio parece una tarea altamente compleja que atraviesa, cuanto menos, intereses políticos y económicos”, comienza el comunicado firmado por Spagnolo. 

Y añade: “Creo que a esta altura, ante los nefastos efectos de la pandemia en la actualidad, nadie puede negar que dicho sistema debería ser modificado para atender más adecuadamente las necesidades de salud de la población. De manera paradójica, Argentina tiene una elevada cobertura y acceso a la salud en comparación con los demás países de Latinoamérica pero con indicadores que no han mejorado en los últimos años como por ejemplo la mortalidad infantil”. 

“Esta modificación del sistema debería abarcar distintos aspectos de acuerdo con lo expresado por el Dr. Raúl Torres, quien es el rector de la Universidad ISALUD. En primer lugar se destaca el aspecto político en el que se incluye al modelo de gestión (prioridades y valores). Luego se encuentra el económico que define el modelo de financiación (cuánto y cómo gastar los recursos). Finalmente, tenemos el aspecto técnico que determina el modelo de atención (qué y a quién cubrir)”, agrega Spagnolo en sus declaraciones.

Finalizando con que “en última instancia, la reforma definitiva podría tomar años en concretarse en un país como el nuestro en el que es difícil consensuar leyes que atraviesen gobiernos de distinto signo partidario. Sin embargo, si el Ministerio de Salud haría uso de su legítima función de rectoría, se podrían realizar las modificaciones necesarias en forma más ágil con el objetivo de mejorar en múltiples cuestiones básicas del sistema sanitario. Esperamos, y exigimos, que se dé una discusión pública genuina y desinteresada sobre esta reforma, entendiendo que el eje de la cuestión debe ser el acceso equitativo, eficiente y oportuno a la salud de la población”. 

Médico nicoleños

EL NORTE dialogó con algunos médico nicoleños, para conocer la opinión de profesionales que nada tienen que ver con la política o que no están involucrados más que en sus propias laborales en diferentes efectores de salud. 

“Es bueno que  se discuta siempre y cuando sea para algo mejor pero lo que quieren creo no es mejoras del sistema, sino mejoras de su bolsillo. Realmente quieren una medicina como Cuba o PAMI  donde el acceso y calidad de prestación es cada  vez peor. No confió en esta gente para ningún cambio”, aseveró Rafael Cassella. 

“Todavía no tengo opinión formada al respecto, pero cualquier reforma debe incluir el sacarle las obras sociales a los sindicalistas, que en su gran mayoría son millonarios con una población cautiva. Con prestaciones médicas en Capital y nada o muy poco en el interior como UOM, Uocra, etc.”, manifestó Sergio Robledo, quien trabaja en el Hospital San Felipe. 

También, agregó que “antes de una reforma hay que cumplir con las leyes que ya están vigentes. Acá en el hospital nombraron a un cardiólogo, una dermatóloga y un neurólogo, pero nombran militantes de ellos. Les dan un cargo de 36 horas y vienen y trabajan 4 horas por semana nomás. Porque son de Rosario u otras ciudades”. 

Lisandro Bonelli

EL NORTE también dialogó con Lisandro Bonelli, exjefe de Gabinete del Ministerio de Salud de la Nación, quien se refirió al tema. “El sistema sanitario argentino tiene dos o tres problemas: primero, se gasta mucho pero se gasta mal. Cuando vos mirás en términos del PBI, Argentina está gastando diez puntos en Salud cuando en toda la región se gasta cuatro puntos o casi cinco como mucho del PBI. Se gasta mucho pero relativamente mal”, esbozó Bonelli. 

“Por otro lado, el sistema está muy fragmentado. Vos tenés un servicio de salud o relativamente bueno como puede ser Capital Federal, pero en otros lados no lo son, entonces depende del lugar que nazcas tener un buen o mal servicio del sistema de salud. Hay que darle equidad al sistema, así una persona que nace en Formosa o en Capital puede tener el mismo sistema y que sea bueno”, añadió el exfuncionario de Ministerio de Salud. 

“Y por último, hay que integrar los sistemas. Tanto el público, el privado y el de seguridad social, hay que integrarlos porque hoy está fragmentado y, de esa manera, gastar menos pero bien para tener un sistema de salud equitativo. De ninguna manera, ni cuando estábamos con Ginés en el Gobierno ni ahora se piensa estatizar el sistema privado”, finalizó Bonelli.