REMISEROS SE MOVILIZARON A LAS PUERTAS DEL CONCEJO EN RECHAZO A LA NUEVA ORDENANZA SANCIONADA

CINCO HORAS DE MANIFESTACIÓN

Finalizada la sesión exprés en el Honorable Concejo Deliberante, remiseros autoconvocados se manifestaron en las puertas del recinto legislativo a fin de expresar su descontento con la nueva ordenanza que afecta a los trabajadores del volante. El nudo del conflicto está en el cambio en la cantidad de años de antigüedad de los vehículos habilitados para trabajar.

Remiseros reclamaron por los años de antigüedad permitidos en sus vehículos. DANIEL DORADO/EL NORTE.

De la Redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Desde las 10:00 y hasta pasadas las 15:00, remiseros autoconvocados se manifestaron en las puertas del Honorable Concejo Deliberante. El motivo se reduce a que los choferes de remises no están de acuerdo con el expediente sancionado ayer en la sesión ordinaria. El mismo modifica la ordenanza madre del servicio de taxis y remises, donde entre sus artículos se acorta la antigüedad de los vehículos con los que pueden trabajar.

Desde el 2019 que se vienen trabajando en la Comisión de Obras y Servicios Públicos, las modificaciones para los servicios de taxis y remises. Tanto representantes de taxistas como de remiseros fueron partícipes de las reuniones con los ediles para llegar a un mutuo acuerdo y así poder sancionar la ordenanza.

Por el lado de los taxis, la situación parece estar en calma. No así con los responsables de las agencias de remises quienes ayer encabezaron una manifestación exigiendo hablar con Sergio Ponce –Presidente del Concejo- y con quienes integran la comisión de Obras y Servicios Públicos.

Ponce aseveró a EL NORTE que “desde el 2019 que venimos trabajando en una actualización de la ordenanza a pedido de los sectores de taxis y remises. Entre las nuevas modificaciones se unifican las tarifas de taxis y remises, será obligatorio el uso de una aplicación móvil para poder seguir el recorrido del servicio que el ciudadano escoja tomarse, los requerimientos de entrada ahora son distintos”.

Además, agregó que “por ejemplo, en cuánto a la aplicación móvil va a servir para optimizar el servicio y llevarle al nicoleño una opción más fácil para utilizar alguno de los dos servicios. La idea es poder cumplir con la demanda y que los vehículos hagan el menor recorrido en cuánto a kilómetros con la mayor cantidad de pasajeros posibles”.

“También logramos que no sea necesario que las agencias cuenten con cocheras, es decir que con tener un local ya es suficiente. Sí es cierto que hay una disconformidad por el tema de la reducción en el tope de años. La idea es que se actualice el parque automotor en el tiempo”, afirmó Sergio Ponce.

Según la ordenanza aprobada, hasta el 2024 seguirán rigiendo los 15 años de antigüedad de los vehículos. Ese año baja a 13 años de antigüedad, en el 2026 a 10 años y, finalmente, se cerrará en cinco años. “Todo dependerá también de las condiciones socioeconómicas de nuestro país pero la intención es plantear un panorama”, añadió Ponce.

La queja

EL NORTE estuvo presente en las cinco horas de manifestación de los remiseros autoconvocados. Luego de insistir por una hora para ingresar al Concejo, lograron hacerlo y pedían a los gritos que los atienda Sergio Ponce. Con la intervención de efectivos policiales de por medio, cuidando que no se dañara el recinto, el Presidente del honorable cuerpo tomó la decisión de realizar una reunión con los ediles pertenecientes a la Comisión de Obras y Servicios Públicos: Daniel Luchelli, María Laura Oviedo y Bernardo Cepeda de Juntos por el Cambio; Jesús Gómez de Unidad Ciudadana; Maximiliano Cabaleyro del Frente de Todos; y Luciano Pastocchi del Frente Renovador.

Estuvo ausente Cabaleyro, pero el resto de los seis concejales platicaron y debatieron por horas con los responsables de las agencias de remises. Liliana La Fuente, propietaria de una remisería del centro, vociferó que “lo que pedimos es que no nos saquen los 15 años de antigüedad de los vehículos, el resto de la ordenanza estamos de acuerdo, pero nos costó mucho que Ismael Passaglia nos diera esa cantidad de años y son necesarios para poder trabajar sin ir a pérdida”.

“Yo soy propietario de un remís, si me hacen cambiar el auto cada vez por uno más nuevo no voy a poder comer. De suerte que llego a fin de mes, imaginate si tengo que invertir un millón y medio de pesos mínimo para poder trabajar. Es una locura y no entiendo el motivo, temo por mi trabajo y mi familia”, expresó con tristeza un remisero que se encontraba realizando la manifestación.

De hecho, todos los reclamos se reducían a lo mismo. Ningún remisero de los que estaban cortando la calle en Sarmiento y Lavalle, querían que se apruebe la ordenanza. “Muchos vamos a quedar en la calle por culpa de esta nueva ley y nos vamos a ver muy perjudicados si tenemos que cambiar el auto cada vez por uno más nuevo”, gritaron entre diez choferes de remises.

La solución

Al ya estar aprobada la ordenanza, solo existen dos soluciones posibles: La primera es que Manuel Passaglia vete la ordenanza. La segunda, que una vez publicada en el Boletín Oficial, mediante otra ordenanza se modifique el artículo que reduce los años de antigüedad de los vehículos.

Luego de un cuarto intermedio de casi dos horas, los concejales que integran la Comisión de Obras y Servicios Públicos, optaron por la segunda opción. “Vamos a estirar la promulgación al máximo (diez días hábiles) y vamos a seguir reuniéndonos para resolver este tema entre las tres partes, promulgando otra ordenanza que modifique el artículo en cuestión”, manifestó Sergio Ponce a los remiseros.

A pesar de que los taxistas no están en contra, la solución debe darse consensuada entre las tres partes participantes. Desde el próximo lunes, comienzan nuevamente las reuniones y de ahí se intentará llegar a buen puerto.